Ingresar al sistema de Gestión al Ciudadano

Nader Kfoure es un vecino de nuestra ciudad ​y en noviembre se consagró campeón de Natación en el Encuentro Nacional Deportivo para Trasplantados y Donantes que se realizó en Rosario.

 

Cuando era muy pequeño, Nader fue víctima del Síndrome Urémico Hemolítico, más conocido como “la enfermedad de la carne cruda”​,​ ya que se contrae al ingerir cortes de carne mal cocidos y que tiene como secuela el cese gradual del funcionamiento renal. A los 19 años comenzaron a presentarse los síntomas y sus riñones empezaron a fallar. Sólo un trasplante le permitiría seguir viviendo, y esa fue la segunda vez que su mamá le dio la vida  al donarle uno de sus riñones​ . “Aunque suene trillado, yo ahí volví a nacer”, asegura el joven.

Hace sólo ​siete meses Nader decidió honrar ese renacimiento enfrentando uno de sus mayores temores y se anotó para aprender ​n​atación en el estadio Mario Alberto Kempes ​ de la ciudad de Córdoba​ . El 23 de septiembre fue su primer competencia, le fue bien y decidió entrenar con mayor compromiso para continuar obteniendo triunfos.
Comenzó a ir a la pileta ​cuatro o ​cinco veces por semana ​hasta que el 19 de noviembre obtuvo el primer puesto en los estilos Libre y Espalda del Encuentro Nacional Deportivo para Trasplantados y Donantes “Honrar la vida”.
El joven deportista cuenta con emoción que esa fecha es doblemente significativa para él, ya que es el día en que se cumplieron dos años de su operación.

Hoy​,​ Nader continúa su vida como cualquier vecino, aunque debe tener algunos cuidados con las comidas. Está a punto de recibirse como visitador médico y le gustaría poder terminar la carrera de Recursos Humanos que debió interrumpir durante el año de diálisis previo al transplante.

El joven asegura que su vida quedó marcada en un antes y un después y que, sobre todo, cambió la forma de ver y de tomarse las cosas.

Como mensaje para todos, Nader insistió en la importancia de ser donante y dejó un deseo: “Ojalá que a nadie le pase”.