Ingresar al sistema de Gestión al Ciudadano

Un proyecto de ciencias presentado por alumnos de cuarto y quinto año del IPET 333 de Villa los Llanos ganó un lugar en las ferias de ciencias a nivel nacional. La maqueta automatiza, a través de la informática, la mayoría de las acciones que se deben realizar para cultivar un sembrado. En noviembre representará a la provincia en Tecnópolis y se plantea su implementación en escala real en el Parque Agroecológico de Estación Juárez Celman.

La idea del Automatismo de cultivo es solo una de las tantas que surgieron del taller de informática y tecnología que dictan los profesores Emilio Bustos y Daniel Grasso, y que se fue consolidando en diferentes etapas para llegar de la mejor manera a las presentaciones en las ferias. Primero ganó la instancia regional, en Río Ceballos y recientemente la provincial, en La Falda, que le otorga el pase a las Nacionales.

Desde el mismo taller también se sumaron clases especiales de geografía, matemática y agronomía para complementar el desarrollo de la maqueta. Además de que tuvieron que contar con el apoyo interno de profesores de otras materias que dejaron salir a algunos alumnos para la construcción. Los profesores además remarcan la importancia de que los padres sostengan y promuevan los esfuerzos de los jóvenes.

Daniel Grasso sostiene que la interrelación de las materias es clave: “Usamos como herramienta la informática, la programación y las aplicaciones para desarrollar un proyecto donde quizá la relación no es directa, como en este caso el crecimiento de una planta. Por eso se integraron clases con profesores de otras áreas”. Y también apunta a la importancia de pensar en términos de utilidad para la sociedad: “Le decía a los chicos, es muy lindo hacerse un robot que sea autómata y que baile pero ¿Servirá como herramienta para la sociedad?”

Uno de los beneficios de la automatización es que reduce la dependencia a los factores externos, permitiendo que los cultivos se mantengan en condiciones favorables durante todo su crecimiento, acelerando y asegurando una fecha de entrega del producto.

Emilio Bustos remarca que el taller es fundamental porque plantea la resolución de problemáticas concretas pero alrededor de los contenidos que se ven en el pizarrón. Y agrega que en las ferias se produce una vinculación que fortalece el crecimiento de todos los integrantes del taller: “Entre los alumnos se hacen amigos, se pasan los correos y quedan en contacto, y están viendo la utilidad de lo que aprenden en las clases”.

Testimonios de los alumnos:

“Me gustó el tema de presentarlo y estaría bueno implementarlo. Yo estoy chocho por haber pasado. En Tecnópolis va ser una experiencia nueva, viajar a otro lado, conocer cosas nuevas, otros proyectos.”  Gabriel Spadea.

“Al principio estaban las ansias, así como estaban los nervios. Era nuestra primera experiencia, así que era todo nuevo. Después nos turnabamos en el stand. En Río Ceballos había proyectos que tenían placas de arduino, que son las que usamos nosotros, y eran muy interesantes las ideas.” Isaías Collino.

“En Río Ceballos, el segundo día cuando iban eligiendo a los que pasaban a la segunda instancia fueron muchos los nervios porque no sabíamos qué iba a pasar” Leilen Cheig.